miércoles, 26 de septiembre de 2012

YA MI HIJO ESTÁ ADAPTADO.........0 N0

Hoy, una vez mas, os vengo a hablar del periodo de adaptación pero como ya lo hice en otras ocasiones no voy a repetirme y os remito a una anterior entrada "El porqué del periodo de adaptación" (cliquead en el título y accederéis a ella).
Se acaba septiembre y se acabó también pero hace ya cinco días lectivos el horario especial de adaptación. Sé que muchos padres y madres no lo entienden, que para ellos/as , en general (y recalco, en general), es un fastidio y más cuándo tienen otros/as hijos/as en primaria que han de recoger a otra hora y que si se atrevieran te dirían - mi hijo/a no lo necesita, mi hijo ya está adaptado-. 
Yo, soy flexible con este horario, mis padres y mis madres lo saben bien. Si observo que el alumnado se adapta a un horario cada vez más largo de permanencia en clase suelo acortarlo y comenzar con la jornada completa antes. Y asi lo hice con este grupo hace unos días.
Agradezco desde luego a mis papás y a mis mamás que aún no comprendiéndolo lo aceptaran pero quiero dejar claro también de una vez por todas que si las maestras y los maestros de infantil realizamos este horario especial de adaptación no es en beneficio propio sino de vuestros/as hijos/as.
Si véis estoy hablando de horario especial de adaptación y no de periodo de adaptación, para mi tiene una gran diferencia ya que el/la niño/a no se adapta al colegio ni en 10, ni en 15 días ni en un mes, quizás algunos/as lo hagan y otros/as lo hagan en un trimestre o al final de curso.
Un/a niño/a entrará muy contento/a los primeros días y al mes o antes entrará llorando, ¿ por qué llora ahora y no antes ?, seguro que hay muchas razones pero lo más fácil será echarle la culpa al/a maestro/a. La verdad es que llega un momento que me canso, que me dan ganas de tirar la toalla, no quiero dar más explicaciones y luego pienso en mi alumno/a, ese pequeñín de apenas 3 años y me digo si no lucho por él/ella por quién lo voy a hacer.
A veces me da ganas de gritarles - señores/as, YO SOY LA MAESTRA - , - SÉ CUAL ES MI TRABAJO, SÉ HACERLO, SÉ PORQUÉ HA DE SER ASÍ LA ACOGIDA DE VUESTROS/AS HIJOS/AS- DEJADME HACER MI TRABAJO COMO HA DE SER- RESPETADME Y NO DECIDME COMO HE DE HACERLO QUE AQUI ESTÁ CLARO QUE NO SE PIENSA EN LOS/AS NIÑOS/AS SINO EN LO QUE A UNO MÁS LE CONVIENE-.
Pero no grito, hablo, explico y siento que me choco contra un muro.
Compañeros/as de Infantil, lo tenemos cada día más difícil, pues no únicamente tenemos en frente a los/as padres sino también a la administración que como mínimo impone unas horas de permanencia en el centro y si hay alguna queja al día siguiente se planta el/la inspector/a en el cole y se acabó el periodo de adaptación.
Reconozco que también hay colegios dónde el horario de adaptación es en parte inaceptable, que no tiene lógica pero no puede ser que se corte radicalmente aún teniendo las firmas de todos los padres.
Bien, hasta aqui llego, cuándo comencé a escribir pensé deciros otras cosas pero es que estoy indignada, no me gusta por el camino que vamos. Perdonad si he ofendido a alguien pero es lo que pienso y libremente lo escribo, lo escribo en este mi blog que para eso y por otras razones más lo creé.

8 comentarios:

Ana dijo...

¡Bravo! Tienes totalmente mi aplauso. Estoy más que de acuerdo con tu entrada. Un beso y muchos ánimos.

Pilar dijo...

Tienes toda la razón del mundo.Se nos cuestiona nuestro trabajo,no se valora lo que hacemos y al final me pregunto si merece la pena dar tantas explicaciones para que luego los padres o la misma administración te las tiren por tierra.Un besazo.

Carmen dijo...

Encarni, felicidades por la entrada. He tenido la suerte de contar con la colaboración de las familias para la realización del periodo de adaptación (cada vez menor tiempo para la adaptación y con más presiones administrativas) El segundo día de adaptación recibí la visita de inspector, que por supuesto de infantil ni idea, y contaba cabezas de criaturas como las del ganado. Comprobaba si estaban todos los que yo le decía y cuando me dijo que faltaba uno, le dije que fuera al baño a comprobarlo, que no podía dejar solo al grupo. Esta no es la inspección que asesora, estos son... bueno mejor me guardo lo que pienso. Al día siguiente repartimos a cada familia una conformidad con el periodo de adaptación, para su continuidad en la segunda semana, salvo una familia muy, muy justificada. Todas colaboraron. Tus razones, son mis razones. Un abrazo desde aula de infantil.

encarni dijo...

Hola Ana, Pilar y Carmen, gracias por vuestros comentarios, reconforta saber que estáis ahí, que estamos en la misma línea. Los inspectores vienen a fiscalizar, a buscar fallos. No hay un verdadero asesoramiento para mejorar nuestro trabajo.
Si hacemos bien nuestra labor docente es que aparte de lo estudiado en la carrera nos hemos autoformados.
Un gran abrazo a las tres.

Pilar dijo...

Está claro que todas las que escribimos somos maestras de infantil y pasamos cada año por la misma dura experiencia: luchar contra viento y marea para que los niños estén lo mejor posible. A mi me tocará el proximo curso. Ya os contaré.

encarni dijo...

Hola Pilar, es cierto, es muy difícil que alguien que no haya pasado por infantil pueda llegar a entenderlo. Es cierto también que cuándo llegamos al nivel de 5 años nos olvidamos de como era estar en 3 años y cuándo nos toca volver se nos hace un poco cuesta arriba.
Yo, este año estaba muy mentalizada, más que otras veces y tenía mucha ilusión por conocer al nuevo grupo así que creo que estoy mucho más relajada que otros años, lo llevo bastante bien.
Un gran abrazo.

Monstruito dijo...

Una estupenda entrada, Encarni.
Lo que lamento profundamente es que todavía se tengan que dar explicaciones y justificaciones (tanto a padres como a la Administración educativa) de algo que tenemos tan claro y desde hace tanto tiempo todos los maestros de Infantil.
Tuve la suerte de participar hace miles de años (en el 86-87 y en el 87-88) en el Plan Experimental de Educación Infantil, y ya entonces se veía como necesidad irrenunciable el Periodo de Adaptación. En mi colegio no se aplicó hasta que entraron alumnos de 3 años (por lo visto cuando entraban con 4 años ya venían adaptados de casa) en el curso 93-94. Esos alumnos que ya hicieron dicho Periodo, traerán dentro de poco a sus hijos al cole (algunas ya los traen) y se les tendrá que justificar la necesidad del horario especial de entrada.
¿Cuándo se verá como algo natural? Me temo que nunca.
Abrazos de monstruito!!

encarni dijo...

Hola monstruito, gracias por pasar por mi rincón y dejarme tu comentario ante todo. Creo al igual que tú que nunca se verá como algo natural y al contrario la tendencia es hacer desaparecer lo poco que tenemos concedido sobre este periodo. Lamentable !.
Un abrazo grande.